Valdevarnes

Fiestas patronales

        Las Fiestas patronales de este pequeño pueblo segoviano son en honor a la virgen del Rosario, y se celebran el fin de semana del tercer domingo de septiembre.

Disfraces Final de la regata masculina 2006 Ganadores regata 2006

        Las fiestas comienzan el viernes a medianoche con la tradicional fiesta de la cerveza y de disfraces. Esta fiesta se celebra en la peña del pueblo, donde se baja disfrazado y se dispone de más de diez tipos de cervezas diferentes a un bajo precio. Cuando va llegando la madrugada comienza la regata de cerveza, que consiste en que equipos de cuatro hombres o mujeres compiten para beberse un tubo de cerveza lo más rápido posible. El equipo femenino ganador obtiene como premio un lomo, y el masculino una paleta de jamón, que como es tradición, se reparten entre todos los asistentes a la fiesta al término de la regata para llenar el estómago con algo más que cerveza. Tras la fiesta, los mozos se van a dormir y las mozas comienzan a rondar a los mozos solteros por todo el pueblo. Y cantando van sacando de la cama a todos los mozos haciéndoles bailar un pasodoble en la calle, y recolectando tortas de casa en casa.

Orquesta en la plaza

        El sábado por la mañana se montan tanto el escenario para la orquesta, como la barra de bebidas en la plaza, y se toma el vermut. Por la tarde se realizan los juegos para los más pequeños, con regalos para todos ellos. Al anochecer empieza la orquesta hasta la hora de la cena, y luego se reanuda hasta la madrugada, al término de ésta, la fiesta se traslada a la peña hasta el amanecer, y tras la chocolatada, las mozas se van a dormir y los mozos las van a rondar, recolectando también las tortas.

Procesión con la virgen

        El domingo todo el pueblo se viste con la tradicional camiseta morada y amarilla de la peña “Los Comuneros”. Comienza el día con la misa y procesión en honor a la virgen del Rosario, y tras estos el tradicional vermut en la plaza del pueblo, amenizado(al igual que la procesión) por una banda de dulzaineros. En este vermut es donde más gente se reúne, ya que desde grandes a pequeños nadie quiere perderse los pinchos que prepara la peña. El domingo termina con otra orquesta, aunque comienza mucho más pronto que la del sábado para que los que no tienen día libre el lunes puedan aprovecharla.

        El lunes al mediodía, se celebra el tradicional pasacalles con trajes típicos segovianos, en los que los hombres ataviados con el traje de paleto y con su respectiva garrota, van buscando mujer a mujer por todo el pueblo, formando un pasadizo con las garrotas en cada puerta; así se sucede siempre acompañado de la típica música segoviana con dulzaineros hasta llegar a la plaza donde seguirá la fiesta y los bailes. Para la comida de ese día se juntan los mozos por un lado y las mozas por otro y se van a comer a las bodegas, hasta que uno de los dos grupos no aguante y quiera seguir la fiesta junto al otro que va a buscarle. Esa misma tarde se celebra el juego de la chita, un juego tradicional, en el que participa todo el pueblo, que consiste en tirar la tana(un palo de madera) situado a varios metros de distancia con unas placas de metal en forma de moneda, aunque mucho más grandes y pesadas.

        Después de la chita se celebra el baile de la torta, que consiste en bailar con unos largos palos en la mano que tienen en el extremo más alto pinchada una torta, y tras el baile y la fiesta se disfruta de la torta y de la sangría que las mozas han preparado. Esa misma noche se hacen las sopas de ajo para cenar todos juntos, que preparan con esmero los más mayores del pueblo, eso sí, utilizando el jamón que haya sobrado de la fiesta de la cerveza del viernes. Y hasta aquí la fiesta, porque lo que toca el martes es recoger y esperar al año siguiente.